martes, 30 de abril de 2013


Leo: “La operación biquini llena los gimnasios cartageneros”.
Le muestro la noticia a la camarera:
-Considero que a ti no te hace falta-comento.
-La verdad es que no-confirma, y sonríe triunfal.
Me ha invitado al café. 

domingo, 28 de abril de 2013

Lo único que puede sacarnos de esta situación agónica es la invención de alternativas sociales habitables. Inteligencia creadora de una realidad donde el ser humano no esté supeditado al dinero. No se trata de ahondar en el pozo, sino de salir del pozo. Cuidado con los vendedores de teorías aparentemente revolucionarias, pero perfectamente asimiladas por el sistema neoliberal. Desconfiad de los rebeldes consentidos por el poder económico. 
Aquel que cree que todo tiene un precio, acaba poniendo un alto precio a todo lo que hace.
El Poder pretende el control social con el fin de perpetuar unos privilegios de casta.

Nos han arrebatado la interpretación de nuestras vidas. Trazan nuestro destino. Determinan qué es vivir. Nos dictan cómo vivir. Hasta los gurús económicos de última hora, supuestamente rebeldes, están previstos por este sistema diabólico. Mucha perorata con birrete y ninguna alternativa habitable.
Esta tarde continuaré leyendo "Escuela de mandarines". Me está gustando mucho. Forma original. Crítica al Poder.

sábado, 27 de abril de 2013


Se trata de forzar la situación al máximo. Se trata de llevarnos al borde de ese terrible precipicio que es el desempleo de larga duración y sin expectativas, y una vez allí, dictarnos unas condiciones de trabajo humillantes, que no tendremos más remedio que aceptar. Esta catástrofe económica es fruto de una perversa planificación. ¿Seremos capaces de crear una alternativa digna a la esclavitud que nos pretenden imponer?

Para Saúl

En el pasillo, tumbado en la camilla, espera a que lo lleven al quirófano: le van a realizar un trasplante de riñón. Recuerda a Saúl, pletórico y dichoso, tirándose por el tobogán. Recuerda el último aforismo que escribió en su blog: “Ser agradecido es un don que solo tienen los más nobles”. Una auxiliar se acerca y lo anima: “Todo va a salir bien”. Al rato, viene otro auxiliar, que se encarga de trasladarlo al quirófano. “Por fin”, piensa. Una vez dentro, lo trasladan a la camilla de operaciones, y un enfermero le pregunta: “¿Cómo te encuentras?”. Él responde: “Estoy un poco nervioso, y tengo frío”. Le tapan las piernas con una manta. Da las gracias al enfermero. Una enfermera guapísima le anuncia: “No te preocupes, no te vas a enterar de nada”. Siente el deseo de besarla. Mira la sofisticada lámpara que pende sobre su cabeza, y piensa que parece sacada de una de esas películas de ciencia ficción que resultan tan previsibles: yanquis contra alienígenas. Sonríe. Le colocan una mascarilla. Al cabo de unos segundos, empieza a perder el conocimiento. Ve a Saúl, exultante, haciendo castillos de arena…
Esta tarde empiezo a leer "Escuela de mandarines". Libro de Miguel Espinosa.
La Belleza quiere ser robada.

Ser agradecido es un don que solo tienen los más nobles.

viernes, 26 de abril de 2013


Rueda de prensa de Soraya y compañía: complacencia en la incompetencia. Ausencia de ideas e ilusiones. Desgana. Irritante sonrisa de rata de Montoro. A la virgen de Fátima se le ha encargado la creación de empleo…Catástrofe nacional. 
La austeridad económica es una dieta que mata pobres.

Todavía no ha nacido el filósofo que responda al perturbador interrogante que sentimos cada tarde de domingo.
Para la catástrofe que padecemos no tengo soluciones definitivas, pero sí tengo claro que liarse a hostias con los antidisturbios no es una solución.

jueves, 25 de abril de 2013


Todo lo hacéis por escapar de la monotonía.
Primero os casasteis; después vino el nene;
luego, la nena; por último, el perrito;
pero la rutina regresa siempre,
insolente y sombría.
Ahora, por lógica, solo os queda el divorcio,
porque para el amor ya es tarde.

El slogan es la muerte del pensamiento. “Asedia el congreso” ha sido una iniciativa estúpida, que no ha aportado nada inteligente a nuestra maltrecha democracia. 

Al poeta no le basta una sola voz para expresar su personalidad polisémica.

Enhorabuena, figura. Laureado
por los expertos en jóvenes talentos,
ya puedes dar rienda suelta
a tu espantoso desparpajo literario: 
han decidido que vales.

miércoles, 24 de abril de 2013

No solo está mal visto ser pobre, ni siquiera está bien visto usar la palabra pobre.
Los 1.400 policías que mañana blindarán el Congreso de los Diputados suponen la última respuesta "creativa" del gobierno del PP a los gravísimos problemas que estrangulan a los ciudadanos. Bravo.

Vamos a ver si lo entiendo. A una mujer se la considera adulta hasta que queda embarazada. Una vez que ocurre tal cosa, se convierte en una menor que debe someterse a las directrices de un gobierno que, en vez respetar la aconfesionalidad del Estado, acepta como buenas las rancias recomendaciones de la Conferencia Episcopal Española. Es evidente que cada vez que el gobierno del PP legisla, retrocedemos escandalosamente.

Son ciertas decepciones infantiles, o algunos tropiezos adolescentes, cuyas heridas, ni han cerrado ni cerrarán jamás, y que nos acompañarán hasta la muerte, lo que nos mueve a recrear la realidad en un papel en blanco. Como un notario que da fe de la no conformidad con ciertos episodios de nuestra vida (donde la realidad se manifestó, por primera vez, como un muro infranqueable, o donde alguien nos abofeteó aprovechando que, ingenuos, no íbamos en guardia), el escritor niega el carácter definitivo de dichos episodios traumáticos. Es por esto que inventa una realidad literaria que repare unas vivencias que aún siente como inaceptables. Paradójicamente, la literatura es una gran reparadora de entuertos irremediables…

martes, 23 de abril de 2013


Lo que convierte a Antonio Machado en fundamental es su insobornable honestidad, su inusual sentido común y su impronta de hombre civilizado. La lectura de sus libros constituye un refugio imprescindible para sobrevivir al huracán de cretinismo y desvergüenza que asola España.
Esta noche toca "De Dios a la nada", libro de Javier Sádaba. A ver qué tal. 

El libro como pértiga que nos permite saltar por encima de todas las fronteras construidas por la estupidez y el miedo. 

Ramón Gaya, gran amigo de Bergamín, dice de él: “No era propiamente que me disgustaran sus “ideas” políticas, sino que me disgustaba su “excesividad política.” Con cuánta gente nos ocurre esto, incluso con gente muy cercana. Compartimos ciertos presupuestos teóricos, pero detestamos su desmesura en las formas, el desquiciamiento en el cómo se deben poner en práctica dichos presupuestos, el Hombre en vez del hombre, la Política por encima de la vida, el Ideal ahogando una sonrisa...

lunes, 22 de abril de 2013


Una prueba concluyente de la falta de clase de nuestros políticos es que, teniendo las mejores cartas, hacen trampas con el mayor descaro.

Todos los gobernantes del mundo sueñan con un pueblo lleno de dóciles personas de orden. El histerismo patriótico yanqui, el patriotismo histérico televisado para amedrentar a las provincias del imperio neoliberal. La masa victoriosa jalea la detención de un tarado peligroso, aunque no tan peligroso como el director de la planta química de Texas. Ya sabemos que los previsibles bomberos no pueden compararse en espectacularidad al ya legendario FBI.

domingo, 21 de abril de 2013

Anoche vi la película "Una habitación con vistas". Interesante. Llenar nuestras vidas de plenitud: belleza, amor, libertad...Muchas veces nuestras vidas solo tienen habitaciones con vistas a sórdidos callejones.

Creíamos que aquellas mágicas tardes
jamás acabarían. Sentíamos la vida
como una eterna partida de canicas.

sábado, 20 de abril de 2013

Por las noches leo algún cuento de Saki. Se trata de historias sutiles. La imaginación como medio para escapar de estúpidas costumbres e indeseables rutinas.

Deseo que la igualdad de oportunidades sea aprovechada por los ciudadanos para alcanzar la excelencia de sí mismos, no para reivindicar la vulgaridad como derecho frente al televisor.

Esas personas que la sociedad califica de distinguidas suelen quedar en nada cuando se las despoja de su falsa solemnidad.
Cuando no temo perder es cuando mejor juego al ajedrez.

Considero que la democracia como forma de gobierno ha de servir al fomento de la excelencia, no al establecimiento de la vulgaridad como derecho.
La monarquía es la forma más conspicua de parisitismo institucional.

Obama no ha de olvidar que han muerto muchísimas más personas por la inadmisible falta de control en las condiciones de seguridad industrial de la planta química de Texas, que por el cobarde atentado perpetrado en Boston por dos hermanos tarados. Considero que esta precisión es importantísima.

viernes, 19 de abril de 2013


Tampoco desayunó esa mañana. Mientras escuchaba a la profesora hablar de no sé qué derechos de los menores, reconocidos en una cosa llamada Constitución española, sintió un mareo y se cayó al suelo. Cuando su madre vino a recogerlo reconoció que, desde hacía tiempo, más que dificultades, estaban sufriendo imposibilidades manifiestas. Al niño ya le han asignado un psicólogo.

Por la puerta de la estupidez los malvados acceden al poder.

Ayer, el programa En Portada emitió un estupendo reportaje sobre la Guerra de Vietnam. Me encantó. Qué lástima que estos programas los emitan tan tarde. Mucha gente no los ve porque tiene que madrugar al día siguiente para ir a su alienante trabajo. Qué triste.
En la Guerra de Vietnam se acreditaron más de 2.000 periodistas. Fue la primera guerra cubierta por la televisión en tiempo real. El gobierno de Estados Unidos pretendía mantener una base militar estratégica en Indochina: esta es la verdadera razón de esa guerra. Mantener su hegemonía económica y militar en todo el planeta es el fin de todos los gobiernos estadounidenses. Otra cosa es lo que cuentan. En el caso de la guerra de Vietnam alegaron que Vietnam del Sur (una democracia acrisolada) sería atacada por su vecino comunista Vietnam del Norte si nadie lo impedía, y eso Estados Unidos no lo podía permitir. ¡Faltaría más! (Ya sabemos la larga tradición estadounidense de ayuda a los más débiles que luchan contra el comunismo). En esta guerra se emplearon gran cantidad de armas químicas, que devastaron la naturaleza de la zona (las consecuencias aún pueden apreciarse hoy en día). El ejército estadounidense, que perdió más de 50.000 soldados, arrasó aldeas enteras con miles de civiles indefensos. En Estados Unidos surgieron una serie de movimientos sociales que mostraron su más enérgica protesta contra una guerra imperialista, estúpida y soberbia, emprendida contra un pueblo tercermundista.
El gobierno de Estados Unidos sacó una demoledora conclusión de la Guerra de Vietnam: el peor enemigo del ejército estadounidense  es un periodista dispuesto a contar la verdad. Contra este tipo de profesional se pueden adoptar dos medidas: silenciar sus crónicas o suprimirlo físicamente. En todas las guerras posteriores las distintas administraciones estadounidenses han puesto en práctica las medidas necesarias para silenciar la información periodística que pudiera perjudicar sus intereses. Y cuando esas medidas no han sido suficientes, no han dudado en ordenar el asesinato del periodista con vocación de contar al mundo la verdad de los hechos. Qué se lo pregunten a José Couso.

Nos bombardean con miles de datos, pero información, lo que se dice información de verdad, tenemos poquísima. Podemos pasarnos semanas enteras leyendo noticias sobre un determinado asunto y a la postre preguntarnos: “¿qué ocurrió realmente?” Y, sinceramente, tener que reconocer que aún no lo sabemos, o que, incluso, lo que sabemos es bastante menos que cuando tuvimos noticia del suceso por primera vez. 

En el XIX Festival de Teatro Grecolatino de Cartagena, que tiene lugar en el Teatro Romano, se representan obras clásicas fundamentales. Ayer se representó Antígona. En esta obra se trata la lucha entre los establecidos en el poder y el pueblo. Sabemos mucho de este asunto. 

Pelean tantas contradicciones en mi interior que me asombro de ser capaz de dar dos pasos seguidos en la misma dirección.

jueves, 18 de abril de 2013


¿Cuántos años necesitan los mandamases de la Iglesia Católica Española para aprender que tienen que dejarnos vivir en paz? Qué afán por llevar a la gente en un puño. Vaya gentuza. Es evidente que constituyen una terrible plaga para la libertad de los ciudadanos.

El 70% de las mujeres que abortan legalmente en España tendrán que hacerlo fuera del país si prosperan las presiones eclesiásticas fanáticas de Varela y Pla sobre el gobierno no menos fanático del PP. Vamos hacia atrás a marchas forzadas. Qué pesadilla.
El repulsivo Reig Pla y sus apocalípticas afirmaciones en el TDT Party. Sus impresentables declaraciones forman parte de la siniestra tradición española de hijos de puta con sotana que tienen por bocas apestosos culos.

La última maniobra del PP, consistente en tergiversar, indecentemente, el objetivo de la ILP de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca demuestra, una vez más, que este gobierno es nefasto para los intereses de los ciudadanos. Este gobierno no debe agotar su legislatura. Si lo hace, las consecuencias para España serán difícilmente reparables. 

La seguridad ciudadana es fundamental en una sociedad democrática, pero hay que impedir que un país que se precia de vivir en democracia se convierta en una gran comisaría. Tenemos que exigir al estado que los grandes delincuentes sean los primeros sancionados con la severidad que merecen. Esto es lo primero y fundamental, en vez de conformarnos, como suele ocurrir, con pedir mano de hierro contra el ladronzuelo, mientras, repito, nos olvidamos de los que verdaderamente saquean el país delante de nuestras narices. A veces, a estos últimos, les tenemos cierta admiración…

Presidente en televisión de plasma, ruedas de prensa sin preguntas, decretos que siembran la catástrofe, corrillos parlamentarios, puñaladas traperas a los tribunales, insultos a la imprescindible ciudadanía desobediente: la democracia española está gravemente herida.

miércoles, 17 de abril de 2013


Ojalá que los Estados Unidos no se venguen bombardeando a la población (tan inocente como el niño muerto en el atentado de Boston) de los territorios en los que, supuestamente, se refugian terroristas islámicos. Las decisiones tomadas en caliente traen malas consecuencias. Espero que Obama esté a la altura de sus discursos sobre la paz y el amor entre los pueblos y no aproveche su tremendo poderío militar para rentabilizar el atentado desde un punto de vista electoral, a costa, repito, de asesinar a otros inocentes. 

Una de las características de los años de gobierno de Thatcher fue la liberalización económica y la desregulación política. Es decir, el estado no interviene para poner coto a los desmanes del capitalismo, de tal forma que la sociedad se convierte en una jungla, donde los más débiles (trabajadores) quedan a merced de banqueros y empresarios sin escrúpulos. Esto es lo que gusta a los neoliberales: el estado solo debe intervenir para rescatar al capitalismo del fango provocado por sus propios disparates económicos criminales. Una vez que dicho rescate se produce, el estado debe desaparecer de la escena política. De ahí que haya sido tan criticada la decisión adoptada por el gobierno de la Junta de Andalucía conducente a paliar la indecente situación de que haya pisos vacíos y familias en la calle. 

Para Patricio Peñalver

Cuenta Monterroso que en México trabó amistad con escritores de la talla de Juan José Arreola y Juan Rulfo. Monterroso destaca que para estos escritores, lo importante a la hora de calificar los textos de los amigos era la calidad de lo escrito, no la relación de amistad, y mucho menos el amiguismo. Pero también reconoce que estos escritores, como buenos amigos, exigían de él lo máximo como escritor. Es decir, trataban de conseguir que diera lo mejor de sí mismo literariamente hablando. Como buenos amigos, esperaban que alcanzaras la excelencia literaria. Eso era lo que ellos entendían como verdadera amistad. Monterroso confiesa que fue muy afortunado por tratar diariamente con estos amigos escritores. Me temo que en España esta conducta no suele practicarse mucho. Aquí, los saraos literarios suelen consistir más que en un intercambio cultural enriquecedor, en puro compadreo masturbatorio, o en un banal comadreo estéril, donde lo que importa es la cantidad de cervezas que me pagas con respecto a las que te pago yo (ya sabemos que el exceso conduce a la sabiduría), y otras cuestiones que nada tienen que ver con el silencioso y solitario acto de escribir. El lema de dichos saraos podría ser: “De cóctel en cóctel voy, que escribir aún no me toca, y mucho menos leer.”

martes, 16 de abril de 2013


El terrorista es la peor especie de asesino: el asesino cobarde. Su desquiciada mente de psicópata decide quién debe morir, quién debe ser sacrificado en cualquiera de los múltiples altares de la sinrazón. El atentado de Boston es absolutamente reprobable: nadie tiene derecho a colocar una bomba en medio de una pacífica multitud. Uno de los espectáculos más civiles que ha inventado el hombre, la maratón, acaba en catástrofe por culpa del fanatismo. Qué triste.

Me encanta leer a Augusto Monterroso. Suelo llevar un libro con una antología de sus sugerentes, magistrales, relatos para soportar las interminables colas de nuestra burocratizada España. Monterroso es un hombre sin hiel ni pedantería, de una inteligencia finísima. Yo siento que sus relatos están escritos con placer, y así quiere su autor que sean leídos. Monterroso, como todo buen escritor humorístico, tiene como objetivo último hacernos pensar. 

Considero que nuestro gobierno no tiene que dedicarse a dar lecciones de democracia a nadie. (Un gobierno que llama nazis a ciudadanos que han sido estafados y humillados sistemáticamente.) Bastante tiene con los problemas que es incapaz de resolver (corrupción  a los más altos niveles del Estado y desempleo, principalmente) para andar perdiendo el tiempo criticando lo que ocurre en Venezuela. 

Dice Antonio Machado a través de su más famoso heterónimo Juan de Mairena: “El señoritismo ignora, se complace en ignorar, jesuíticamente, la insuperable dignidad del hombre”. María Dolores de Cospedal, barbie con peineta, tiene cinco sueldos y ha intentado cerrar los servicios de urgencias nocturnas de los centros de salud de Castilla La Mancha. Esta portavoz mentirosa llama nazis a quienes desobedecen sus medidas gubernamentales criminales. (Los tribunales han dado la razón a los “nazis” y las urgencias no se van a cerrar.) Este señorita de mierda llama nazis a quienes no se pliegan a sus siniestros deseos, sencillamente. Ella piensa, como su jefe, que los buenos españoles, los españoles de orden, son los que se quedan en sus casas, no esos que salen a la calle a reclamar no sé qué derechos fundamentales. Ya ve, Don Antonio, lo poco que hemos cambiado en algunas cosas.

Nos pasamos la vida hablando del tiempo. ¡Qué calor! ¡Qué frío! Hablar de la temperatura ambiente es una de nuestras muchas máscaras.

lunes, 15 de abril de 2013

Para darte lustre confiesas públicamente que eres alumno suyo. Qué lástima que aún no hayas conseguido que "tu maestro" te reconozca entre sus discípulos.

Introdujo la tarjeta y tecleó el número secreto. En la pantalla aparecieron varias opciones. Pulsó en "Retirada de efectivo" y solicitó 20 euros. Tras unos segundos de espera, el cajero expelió un cartón de Fortuna:

-Su tabaco, gracias.  

domingo, 14 de abril de 2013


Las armas y las letras


Le encantaba disparar a las fotografías de sus enemigos. Una tarde de domingo, cuando se disponía a hacerlo, comprobó que no tenía munición. Cogió papel y lápiz y anotó: comprar cajas de balines. Mientras hacía esta anotación, se le vino a la cabeza la imagen de uno de sus mayores enemigos, absolutamente aborrecible: su jefe. Escribió su nombre; lo imaginó en bañador (sonrió), entrando en el mar, panzón y grotesco, puro esperpento. Nada que ver con el ejecutivo con su traje a medida de 600 euros (barrigón perfectamente disimulado), obsesionado con mandar. También imaginó a unas chicas deslumbrantes desternillándose de risa al verlo dar los primeros pasos dentro del agua. El lunes no compró las cajas de balines; compró una buena pluma. No ha vuelto a disparar.





¿En qué consiste la libertad en el sistema económico, social y político llamado Neoliberalismo? ¿En qué consiste la libertad cuando no tienes trabajo? ¿En qué consiste la libertad cuando no tienes trabajo y estás enfermo? ¿En qué consiste la libertad cuando no tienes trabajo y tienes un hijo enfermo? ¿Cuál es el grado de libertad de una familia de cuatro miembros con unos ingresos de 400 euros? ¿Puedes considerarte libre si tienes que elegir entre dar de comer a tus hijos o pagar la hipoteca? ¿Puedes decir que eres libre cuando acaban de desahuciarte? 

Si te echan de tu casa a la puta calle estamos ante una muestra de que la justicia funciona, la justicia que antepone la propiedad a las personas,  pero ir a la casa de quien ha sido cómplice de que te echen de la tuya a gritarle en la cara que es un canalla es “nazismo puro”. Ignoran que no se puede parar lo que es imparable. Al menos, durante mucho tiempo.

Todas las medidas gubernamentales que tengan como fin preservar la dignidad del ciudadano son bienvenidas. Se lleven a cabo en Andalucía, en el País Vasco o en Extremadura. Me da igual. Lo sagrado es el ser humano, no la propiedad privada.

Me dices que tienes la solución para todos los problemas de España, pero observo que ignoras soberanamente la gramática.

Postrado a los pies del maestro, preguntó:
-Maestro, ¿cuál ha sido la última pregunta que te has hecho?
-¿Qué querrá de mí este muchacho?
-¿Y antes?
-¿Tomaré galletas o magdalenas?
-¿Te estás riendo de mí?
-En absoluto. ¿Por qué piensas eso?
-Porque tus cuestiones se refieren a cosas muy triviales.
-No se me da bien pensar con el estómago vacío.  

Esa mujer te espera para gozar la vida, no para comprenderla.

Un elogio puede matarte más rápido que una bala.

sábado, 13 de abril de 2013


Cuando el policía le estaba poniendo las esposas, le confesó, pausadamente:
-Llevo años matando a mi mujer en sueños. Esta vez la he matado despierto para variar. Le aseguro que en mis sueños era mucho peor.

Han calificado su minusvalía con un grado del 66% y le han concedido una pensión de 400 euros para que coma, vista y encuentre un techo el 100% del individuo.

Las elecciones en Venezuela las va a ganar un periquito parlanchín y teatrero; aquí, las ganó el último modelo de televisor de plasma de Sony.

Frente a un colegio religioso de Cartagena han colocado una serie de carteles en los que los que aparece la imagen de una chica desnuda de cintura para arriba. Es la publicidad de un local donde todos los viernes, a partir de las 20:30, tiene lugar un espectáculo de desnudo integral. Los curas han puesto el grito en el cielo, no por el espectáculo en sí, sino porque lo anuncien en un lugar donde hay niños (la Iglesia siempre tan preocupada por preservar la pureza de los niños). Lo curioso es que cuando en otro cartel anunciador del mismo local aparece un chico musculado y guapísimo (también se desnudan hombres), los curas ni siquiera suspiran, por lo menos en público. 

viernes, 12 de abril de 2013


Ana Botella ha empezado un blog. En su primera entrada habla de su gran admiración por Margaret Thatcher, por eso le va a dedicar una calle en Madrid. Ana Botella admira a la mujer que dinamitó el Estado del Bienestar en Gran Bretaña, la política intransigente del continuo ordeno y mando, que dijo: “la igualdad de oportunidades supone la falta de oportunidades”, la Dama de hierro que admiró (esto va de admiraciones repulsivas) a ese cobarde, traidor e hijo de puta, llamado Augusto Pinochet. Ana Botella admira a la mujer que creyó firmemente que si eres pobre, es porque algo habrás hecho mal…Qué fácil nos lo pone la alcaldesa elegida a dedo para que comprendamos sus verdaderas intenciones políticas. 

Cuanto más lejos deseamos estar de nuestros demonios, más terribles nos parecen.

Bárcenas no puede ir a prisión porque allí no da el juego periodístico que da estando libre como el pájaro de cuenta que es.

Una de las muchas sentencias luminosas de El Caballero de la Triste Figura es: “Bien podrán los encantadores quitarme el éxito, pero el esfuerzo y el ánimo, será imposible”. Para Oscar Wilde existían tantos públicos como personalidades… ¿Qué es el éxito? Una serie de personas deciden que lo que escribes es relevante. ¿Relevante para qué? ¿Relevante para quién? El escritor establece una conversación consigo mismo, en la cual trata de explicarse lo que le rodea, en un mundo cada día más complejo y más absurdo. La tarea del escritor, íntima y solitaria, consiste en expresar con claridad y belleza todas las perplejidades que dicho mundo suscita en él. ¿Y qué tiene que ver el éxito con esta laboriosa tarea? En muchas ocasiones, nada en absoluto. Actualmente, en España, millones de personas que, no habiendo leído El Quijote, ni teniendo la más mínima intención de leerlo, se deshacen en elogios hacia esta maravillosa obra de arte. El éxito pertenece a los “encantadores”; el esfuerzo y el ánimo, pertenece al  escritor. A veces, coinciden.
Estamos en manos de fanáticos que ya no necesitan adornar sus mentiras.

Se trata de torturarnos y multarnos por cada grito que damos.

jueves, 11 de abril de 2013


Esta tarde he ayudado a hacer sus tareas extraescolares a una niña de 12 años que va a ser desahuciada en breve, junto a su padre, madre y hermana. La niña sabe que la quieren echar de su casa . El psicólogo del colegio, un lince, ha diagnosticado que tiene déficit de concentración, que está en otra parte. Claro que está en otra parte, espabilao, está preguntándose constantemente (me lo ha preguntado a mí) por qué los quieren echar a la puta calle. No lo entiende. La respuesta es que es pobre (no se lo he dicho, claro está) y en el sistema capitalista ser pobre es un pecado, un pecado mortal…
Cuando recuerdo que determinados mercenarios del periodismo comparan el “acoso” y la “violencia” mediáticas que sufren los hijos de los desvergonzados trincones Cristina e Iñaki con el acoso y la violencia que sufren niños y niñas como la que tengo a mi lado, se me pasan por la cabeza unas barbaridades que ni me atrevo a contar.
Esta tarde he escuchado a una de estas mercenarias de reconocido prestigio decir que "existe una gran distancia entre lo que piensa la gran mayoría de la población y lo que piensan gran parte de la clase política y muchos periodistas sobre determinados asuntos". Acaba diciendo que “este distanciamiento no suele acabar bien”. Quizá acabe mejor el día que volváis a ser periodistas, no voceros del poderoso de turno, y bajéis a la calle a contar lo que ocurre de verdad. Encanto.

Los trabajadores del Puerto de Cartagena ahorcan a un muñeco que representa al ministro Cristóbal Montoro delante de los talleres de Autoridad Portuaria. La situación en España ha llegado a tal extremo de gravedad que los ciudadanos, no solo no esperan nada bueno de la clase/casta política, sino que tienen que dedicar todos sus esfuerzos a defenderse de las continuas agresiones de dicha clase/casta política. El ministro Montoro facilitó el blanqueo de capitales del narcotráfico, de la prostitución, del tráfico de armas, de Bárcenas y Diego Torres, pero lo llamó amnistía fiscal. Todo son facilidades para el capital, cuanto más sucio mejor. Ahora los trabajadores del Puerto de Cartagena temen por su futuro y por el sus familias, temen verse “ahorcados” por un ministro que, como el resto de sus compañeros, aún no ha puesto en práctica ninguna medida constructiva: el ordeno y mando no vale. Ahora vendrán los periodistas mercenarios, que comen caliente todos los días, que no temen por el futuro de sus familias y empezarán a poner paños calientes: hablarán de calma, de democracia, de paz social. Soportar la violencia del estado no es sinónimo de paz social; es sinónimo de indecente mansedumbre y abyecta cobardía. Qué asco dais. 

miércoles, 10 de abril de 2013


El capitalismo de hoy en día no es beneficioso como en la Edad Moderna, sino absolutamente nocivo para la inmensa mayoría de la población: es un capitalismo de rapiña. No hay empresarios; hay buitres.

Lo que el sistema capitalista llama operación inteligente, negocio redondo, consiste en esta infame secuencia: la empresa para la que trabajas suspende pagos fraudulentamente (traslada el centro de producción a países con gobiernos más “considerados” con la iniciativa empresarial); se te despide junto a tus compañeros con una indemnización miserable, y cuando tienes que elegir entre dar de comer a tus hijos o pagar la hipoteca (tras años sin encontrar un nuevo empleo y agotadas todas las prestaciones), y eliges, como haría cualquier padre, lo primero, entonces te envían a la policía para echarte a la calle sin miramientos. Esta secuencia no es una muestra de inteligencia, sino de rapiña. Capitalismo de rapiña.
Ayer conocí a dos mujeres a las que van a desahuciar en breve. Ambas tienen dos hijas, ambas están separadas. Sus ex maridos vivieron la terrible secuencia que detallo más arriba. Sus ex maridos fueron víctimas de la rapiña. (Ellas son víctimas de la rapiña. Sus hijas son víctimas de la rapiña.) Estos hombres, absolutamente humillados, atemorizados, sin futuro (se sienten culpables), no pueden pagar la manutención de sus hijas porque no tienen ningún ingreso, tampoco tienen perspectivas de encontrar un trabajo digno, que les reporte ingresos dignos. (Dignidad es una palabra maldita.) Estas mujeres van a protestar esta tarde, una vez más, primero frente a la sede del banco que se niega a aceptar la dación en pago de sus viviendas y después, frente a la sede del PP en Cartagena. A lo peor Torres Dulce ordena al fiscal que mande a la policía a que las detenga. 


Voy leyendo una selección de textos del Quijote en el autobús. Se sienta a mi lado un amigo. Me pregunta:
-Ginés, ¿qué lees?
-Una selección de textos del Quijote.
-Ya sabes que yo lo aborrecí en bachillerato. Me obligaron a leerlo en dos semanas. Yo tenía catorce años.
He oído esta triste historia decenas de veces. Tantas veces la he oído que me suena a programación intencionada, malintencionada, mejor dicho. ¿En qué consiste la mala  intención? Pues sencillamente en que el alumno aborrezca la lectura, con todo lo que ello implica para su futuro como ciudadano. Un ciudadano que no lee es un ciudadano mucho más manipulable y, consiguientemente, más indefenso. Cuando se tiene que acercar al alumno a la lectura, se le aleja con métodos sospechosamente inadecuados. Obligar a leer el Quijote no es un método adecuado para fomentar la lectura, ni del Quijote en particular, ni de la lectura en general: leer y obligación son términos que no pueden ir juntos. Leer no es estudiar. Afortunadamente, este amigo no aborreció la lectura. Voy a intentar convencerlo para que se haga cofrade de Alonso Quijano. 

martes, 9 de abril de 2013

No me canso de repetirlo: se ríen de nosotros. Se ríe nuestro presidente-plasma Mariano Rajoy, cuando afirma que empezaremos a levantar cabeza a partir de 2014, se ríe Bárcenas con su insultante peineta, se ríen los sindicalistas mafiosos,  se ríe la familia real, con el "mataelefantes me he equivocao" a la cabeza, cuando quieren hacernos creer que la ley es igual para todos. Se carcajean en nuestras caras. ¿Y por qué se carcajean? Porque lo consentimos con nuestra despreciable mansedumbre
A la vista de los resultados. lo que importa es vender periódicos, no acabar con la corrupción política.

Para Obama Thachert es “campeona de la libertad”. ¿Qué significa este elogio baboso? ¿Significa que el pueblo inglés fue más libre cuando gobernó esta férrea mujer? ¿O significa que ella hizo lo que le dio la real gana? Una mandataria que dinamitó el Estado del Bienestar, que entendió la política como un continuo ordeno y mando, no es un ejemplo a seguir para un verdadero demócrata. ¿Por qué no te callas, Obama?


Hemos perdido a un gran hombre: José Luis Sampedro. Humanista de verdad, de los que siempre piensan por, y para, la dignidad del ser humano. Un pensador sensato, insobornable en sus postulados, un intelectual de mirada limpia frente a la catástrofe provocada por las canalladas del neoliberalismo. Un ejemplo a seguir para cualquier persona que no haya decidido rendirse a la dictadura del dinero, un señor en un país gobernado por golfos, un hombre íntegro en un país cada vez menos integrador. España está hoy un poco más desvalida por la pérdida de Sampedro. Descanse en paz. Y gracias.

lunes, 8 de abril de 2013


Qué gracia me hacen esos periodistas que siempre tienen en la boca la palabra democracia, y cuando muere una mujer, Margaret Thatcher, que entendió la política como un continuo ordeno y mando, la elogian de la forma más vomitiva. Curioso y repugnante.

Sara Montiel ha muerto. Una mujer sabia, una mujer preciosa, que sacó a la vida el máximo jugo. En la pantalla está (ya es inmortal) sencillamente espectacular. Descanse en paz.

El arte ha de contener elementos de provocación constructiva.

"Urdangarin comunica al rey su decisión de irse a trabajar a Catar." Yo recuerdo el caso de un amigo que se vio envuelto en un delito menor contra la salud pública (en comparación con el delito de este golfo consorte, el de mi amigo fue un asunto insignificante), que le costó  unos meses de cárcel (él sí fue encarcelado de inmediato) y le supuso perder su empleo. Cuando me entero de que Urdangarin está pensando en marcharse a trabajar a Catar, me pregunto: ¿tiene este hombre la sensación de que puede ser condenado? ¿La ha tenido en algún momento? Es más, ¿en algún momento ha sentido este caradura que el juicio al que está siendo sometido es algo más que una farsa? ¿Quién se cree, a estas alturas, que la justicia es igual para todos? Un hombre que está haciendo las maletas para ir a trabajar durante dos años a Catar sabe que la cárcel no está pensada para hombres como él. Y lo repulsivo es que tiene razón.   

domingo, 7 de abril de 2013



ALEPO

Llueve odio esta oscura noche sin estrellas.
La vida se ha vuelto terriblemente sencilla
en esta maldita tierra: morir matando,
matar muriendo, o tal vez, malvivir
entre escombros y cadáveres, cercados
por el llanto de criaturas indefensas.
En Alepo, los hombres, de nuevo,
somos las peores bestias.

Leo que en un conocido barrio de Cartagena los vecinos, “resignados a convivir con la prostitución”, han pedido a la policía que “mantenga a raya a la prostitutas que ofrecen sus servicios a todas horas”. Se hace hincapié en que “se sitúan en un parque donde suele haber niños jugando”. Esto supongo que será por si los niños ven a sus padres charlando con las prostitutas y luego van con el cuento a sus mamás…Lo que me interesa de esta noticia es que los españoles siempre pedimos mano dura con el débil, en este caso débil y víctima: la prostituta, en vez de exigir firmeza con el verdadero culpable: el proxeneta. 

La pregunta que yo me hago con respecto al botellón es: ¿qué está ocurriendo para que miles de personas dediquen su tiempo de ocio, precioso tiempo de ocio, a alcanzar la inconsciencia lo antes posible?

sábado, 6 de abril de 2013


Es curioso, sabía que nunca serías
más que un sueño inalcanzable,
y seguía pensando en ti a todas horas.

En la orilla, una madre hace fotos a su hijo vestido de almirante (sí, aún hay gente que hace estas cosas), y unos recién casados brindan sonrientes y tiran las copas al mar, que las devuelve hechas añicos a la orilla. El mar está encrespado, enfadado e inocente, el mar no quiere a nadie en sus aguas esta tarde ventosa y fría. Quien desafíe su voluntad, que se atenga a las consecuencias…He venido a Cala Cortina a leer los Articuentos de Juan José Millás; he venido a refugiarme, una vez más, en este precioso lugar, que ha sido mi favorito para leer durante años, y sigue siéndolo. Leyendo a Millás uno disfruta de la inteligencia de un hombre bueno, de una prosa amena, limpia y sugerente; todo lo contrario de lo que podemos encontrar cada día en la política española, en la miserable política de esta España a la deriva. (El gobierno del PP no ha hecho nada constructivo desde que ganó las elecciones con un programa electoral falso. Nada.) La España de la mentira institucionalizada, la España de las humillantes colas para comer de caridad un triste plato de sopa, la España idiotizada, mansa, ante la traición, la España anestesiada ante las agresiones sufridas diariamente, pendiente de la basura televisada, la España saqueada, en fin, de la mañana a la noche, todos los días, desde hace mucho tiempo, demasiado tiempo. Esta tarde necesitaba olvidar durante un rato tanta catástrofe.

El gobierno del PP no ha hecho nada constructivo desde que ganó las elecciones con un programa electoral falso. Nada. 

Lo que repugna en el tratamiento informativo sobre la imputación de la Infanta Cristina es que está siendo tratada como víctima, cuando es evidente que ella puso su nombre para respaldar a su marido en los trapicheos llevados a cabo a través del indecente proyecto Noos. Tratar de ocultar su cooperación en este asunto es un insulto más a la ciudadanía. Lo mismo que es un insulto esa ley de transparencia con límites a la que se acoge la Casa Real. ¿En qué quedamos, transparencia o no?
En su fuero interno, el político, cuya aspiración última es mandar lo máximo posible, considera que el deber de los ciudadanos es ver, oír, callar y obedecer.

viernes, 5 de abril de 2013


Que no se descuide el juez Castro, que todavía le cuesta caro haber tenido la valentía (argumentada jurídicamente) de imputar a la Infanta.

Al final, va a resultar que Cristina y Urdangarin son víctimas de la adversidad.

Nos influye más el atractivo de quien solicita nuestra colaboración económica con una noble causa, que la causa misma. 

En la última procesión del Encuentro, una de las más emblemáticas de la Semana Santa de Cartagena, los capirotes (penitentes) fueron ridiculizados, insultados, e incluso agredidos por un grupo de borrachos que estaban de botellón, o macrobotellón, no sé cuántos hacen falta para llamarlo de una forma o de otra. (Para protestar por los injustos recortes en educación o sanidad hay que comunicarlo a Delegación del Gobierno, pero para emborracharse en la calle y dejarla llena de mierda, no. Curioso.) Un energúmeno propuso llenar de ginebra el Santo Cáliz de la Última Cena, uno de los tronos marrajos que fue acosado.
Hace un siglo que no veo una procesión (recuerdo que me gustaba ver una que se llama Procesión del Silencio), pero no olvido que las procesiones de Semana Santa de Cartagena están consideradas de Interés Turístico Internacional, y no pueden verse perturbadas por unos tipos que dedican su ocio a alcanzar la inconsciencia lo antes posible.

La frase del Príncipe Felipe: "sois merecedores de la mayor confianza", ¿qué significa? ¿Significa: “si consideráis que hay suficientes pruebas para que mi hermana ingrese en prisión, no dudéis en condenarla a los años de cárcel que correspondan”? ¿O significa: “confiamos en que sabréis resolver este asunto con el mayor cuidado. Sabemos que seréis discretos”?

jueves, 4 de abril de 2013


Si yo estuviera convencido de que existe el Paraíso en la Tierra (Cuba o Venezuela) por ejemplo, haría todo lo posible por emigrar allí lo inmediatamente. Resulta muy curioso comprobar cómo ciertas personas pierden el tiempo defendiendo con su retórica cargante a esos regímenes dictatoriales y criticando, incansablemente, el sistema capitalista imperante en España (sistema indudablemente injusto, claro que sí), en vez de hacer la maleta y marcharse al paraíso terrenal cubano o venezolano de una vez por todas. No lo entiendo. Prefieren quedarse aquí, padeciendo este sistema económico demoníaco, llenando sus casas de cachivaches (no pueden resistir la tentación del consumismo), viendo las películas que quieren, leyendo los libros que quieren, viajando sin dar explicaciones a nadie, y pagando la maldita hipoteca, cuando todos sabemos que en Cuba o Venezuela la casa te la regalan, sin pedirte nada a cambio… ¿Por qué será que para estas personas todo su deseo del paraíso comunista queda en palabras vacías? No conozco a ninguno que se haya marchado de España. Les basta con hablar maravillas del comunismo durante horas, pero que sean otros quienes las"disfruten".  

Siempre doy más importancia a lo que la gente hace que a lo que dice.

La democracia no es más que una gran mentira si no va acompañada de luz y taquígrafos. Una característica de todas las dictaduras, desde el Franquismo al Castrismo, es que la prensa está férreamente controlada. Si usted se empeña en ir contra el régimen dictatorial que atenaza su país, osado periodista, prepárese para sufrir, porque esta gentuza carece de escrúpulos; si usted se empeña en escribir la palabra libertad en ese gran muro que es toda dictadura, valiente escritor, acabará en prisión o en la tumba más próxima. La solución propuesta por Ignacio González para resolver los casos de corrupción, consistente en limitar la libertad de prensa, revela lo que este personajillo político entiende por democracia. Es decir, para este impresentable se tapa la desvergüenza diaria y todo arreglado. 

Para Ignacio González la solución a los problemas de corrupción que infectan el país consiste en poner límites a los periodistas a la hora de informar sobre estos turbios asuntos. Es decir, tapar la mierda o maquillarla.
Te sientas frente a mí, bellísima y distante, 
con tu pañuelo verde, elegante y distinguido, 
a juego con tus uñas, faltaría más,
y con las imprescindibles gafas de sol 
dentro del autobús, que te dan ese toque enigmático, 
como una actriz de moda.
Ay, querida mía, qué lástima que todo ese mágico
glamour salte en pedazos cuando lees los mensajes
de tu móvil moviendo los labios.

No me gusta el tono triunfal de Cayo Lara. Es evidente que el juez Castro ha imputado a la Infanta Cristina de forma justificada, argumentando su decisión judicial, es evidente que este juez está siendo riguroso y valiente, y también es evidente que su ejemplo debería cundir en la judicatura española, pero no es motivo de alegría que los cimientos políticos de España estén podridos. Por cierto, Cayo Lara debería dedicar el mismo entusiasmo a depurar las responsabilidades en su partido, si las hubiera, en el repulsivo caso, también de malversación de fondos públicos,  de los ERE de Andalucía.

miércoles, 3 de abril de 2013


La verdadera inteligencia no consiste en saber que dos y dos, son cuatro, sino en saber usar inteligentemente ese resultado. Para crear la bomba atómica hay que realizar cálculos que requieren gran inteligencia, pero lo que no es inteligente es la creación de la bomba atómica.

Lo que sorprende a la Casa Real no es el cambio de criterio del juez José Castro, sino que este hombre haya tenido el valor de imputar a la Infanta Cristina. Bravo por él. La imputación de la Infanta está perfectamente argumentada. El buen sentido judicial del juez Castro, y su valentía, deberían extenderse a toda la judicatura española. A ver quién se cree que esta señora no tenía parte en la malversación de fondos públicos.  Nadie. Que dejen ya de reírse de nosotros, joder.
Por cierto, la famosa frase: “la justicia debe ser igual para todos”, pronunciada por D. Juan Carlos mataelefantes I, a la hora de la verdad significa que la Fiscalía Anticorrupción va a hacer de abogada de la Casa Real, recurriendo el auto del Juez Castro. Vamos, como haría con usted o conmigo. Un trato igualitario acrisolado.

Muchas veces prefiero ir a Cartagena en autobús que ir en mi coche, simplemente por escuchar las conversaciones de la gente: sirve para conocerla mejor. Se aprende lo que interesa a los ciudadanos verdaderamente; mucho más que con todas esas encuestas, sobre los gustos de la población, con las que nos bombardean a todas horas. Tan importante como los temas de conversación es la forma de tratar dichos temas.
-Este Bárcenas tiene al PP cogido por los huevos.
-Sí, es un  monstruo.
-Es  verdad  que tiene un par de cojones, el tío.
Como se puede ver, uno de los temas de conversación es ver la corrupción política desde el punto de vista testicular.
En otra ocasión escuché esta curiosa conversación entre dos jovencitas muy hermosas.
-Va y me suelta que no se la chupo bien.
-¿Y te has callado?
-Qué va, le he dicho: es que yo no tengo la experiencia de tu puta madre.
Como se puede ver es mucho más divertido que ir conduciendo. Continuará…
En televisión no está bien visto decir tacos, pero mentir, puede usted mentir lo que quiera.

martes, 2 de abril de 2013


Mi padre falleció hace unos días. Un amigo suyo solicitó a uno de los sacerdotes del barrio que oficiara una misa de duelo por su fallecimiento. Ha tenido lugar esta tarde. En un momento dado, el cura menciona a Barrabás. La figura de Barrabás es fascinante. Barrabás era un zelote, o zelota, nombre que recibían los hebreos que guardaban un extremado celo por Yahvé. Los zelotes tenían como objetivo una Judea independiente del Imperio Romano. Algunos historiadores consideran a los zelotes como uno de los primeros grupos terroristas de la historia, porque asesinaban a civiles que colaboraban con Roma. Es probable que la figura de Barrabás esté creada a propósito para componer una parábola, ya que un zelote, Barrabás, es el perfecto contrapunto de Jesús de Nazaret. Tanto en sus métodos como en su filosofía difieren radicalmente. Barrabás militar; Jesús pacifista. Barrabás lucha por liberarse del yugo romano mediante las armas; Jesús promete una liberación espiritual más allá de este mundo. La conocidísima escena de la liberación de un prisionero durante la Pascua judía no tiene base histórica. No se tiene noticia de esa costumbre ni por parte de los romanos ni de los hebreos. La escena en la que Pilatos se lava las manos y permite que el pueblo elija entre Barrabás y Jesús es probablemente falsa. Unos creen que tiene como función mostrar el antisemitismo por la crucifixión de Jesús, otros creen que se trata de una forma de exculpar al Imperio Romano, que pronto adoptaría el cristianismo como religión. Yo creo que es una gran trampa intelectual de la Iglesia, que inventa esta escena para decirnos: qué ciegos son los hombres, qué necesitados de iluminación espiritual. Tenían delante al hijo de Dios y prefirieron a un terrorista fanático. Perdónalos, porque no saben lo que hacen…
Qué curioso, la enfermedad me ha hecho ver el vaso medio lleno. Qué extraña es la vida. Y qué maravillosa.

A día de hoy, es imprescindible desarmar las mentiras contenidas en la retórica barata y luchar por la consecución de cosas concretas.

El taxista pregunta:
-¿Dónde quiere ir?
-A la Audiencia Nacional.
-Estos periodistas…
-Muy pesaos, mire, muy pesaos. Les he dicho que yo solo hago declaraciones en sede judicial, pero ellos, erre que erre. Me tienen harto.
-¿Por eso les hizo la peineta?
-Ahí estuve bien, muy torero. Jejeje.
-También tienen derecho a comer, ¿no?
-Que vayan detrás de Rajoy.
-Pues también es verdad.
Tú pides que te sean perdonados tus pecados; yo, que lo sean mis virtudes.

Yo creo que ese estado de plenitud que llamamos felicidad se alcanza antes mediante la bondad que mediante la inteligencia. Aunque no hay que olvidar que un hombre verdaderamente inteligente suele ser un hombre bueno.

No me siento superior cuando sé que alguien está en deuda conmigo, ni inferior cuando el deudor soy yo.

-Hola.
-Hola.
-Soy Marcial Dorado.
-Yo, Alberto Núñez Feijóo.
-Pasaba por aquí y me he dicho: voy a invitar a este gran hombre a dar un paseo en mi magnifica lancha motora.
-¿Y cómo sabe usted que soy un gran hombre?
-Me gusta estar bien informado.
-Me parece bien. Así que tiene una lancha motora.
-Yo tengo lancha, casa en la playa, casa en el campo, dinero enterrado debajo de las piedras, que me han dicho que crece, y mucho más, que no viene al caso.
-Bueno, bueno, lo pregunto por preguntar. Nada más.
-Entonces, ¿acepta la invitación o no?
-Le voy a hacer una última pregunta.
-Y dale…
-¿Usted a qué se dedica?
-Contrabandista.
-Pero en este preciso momento, ¿está contrabandeando con algo?
-¿Ahora mismo?
-Sí.
-No.
-¿Seguro?
-Seguro.
-Entiendo que lo que quiere usted decir es que si, un suponer, dentro de diez años un periodista tocapelotas me pregunta que si en el momento en que usted me invitó a dar un paseo en su lancha estaba usted contrabandeando con algo, puedo afirmar tranquilamente que no. ¿Es así?
-Así es.
-En tal caso, acepto su invitación. Voy a coger la cámara de fotos.

lunes, 1 de abril de 2013


Los periódicos fabrican una realidad diaria. Según el tipo de realidad fabricada que a usted le apetezca conocer en un momento determinado, se asomará a un periódico o a otro.

Todos los periódicos tienen más en común de lo que sus respectivos directores están dispuestos a reconocer.


Voy al INSS a realizar unos trámites. Cuando llega mi turno, me siento muy cerca de un hombre que parece que lleva el mundo encima de los hombros. La funcionaria que me atiende se levanta para ir a fotocopiar uno de mis documentos. El hombre que está a mi lado, con cara de catástrofe diaria, le dice algo a la funcionaria que lo está atendiendo, pero su voz es tan débil que no lo entiendo. (Entre este hombre y yo no hay nada, pantalla, tabique, o algo parecido, que permita garantizar la intimidad de cada uno respecto al otro.) La funcionaria le replica, tajante:

-No me traslade sus problemas, que yo ya tengo bastantes.

El hombre disminuye de tamaño mientras que le confiesa:

-Estoy solo, señorita, con alguien tengo que desahogarme.

La funcionaria lo mira despacio, como una entomóloga a un insecto desvalido, y, cogiéndole la mano, le dice:

-Bueeeno, si es por eso, cuénteme…