miércoles, 31 de julio de 2013

CUERPOS DEL DELITO

Ella suspiraba por los orangutanes depilados de Mujeres y hombres y viceversa. Él se masturbaba más allá de la ceguera viendo películas porno hasta las tantas de la madrugada. Una mañana se vieron desnudos por casualidad y huyeron despavoridos en sentidos opuestos.

EL MAQUINISTA

Escurrir el bulto, echar balones fuera, “a mí que me registren”, y contar milongas para eludir responsabilidades (sobre todo entre la privilegiada casta política) eran tradiciones arraigadas en el país donde aquel hombrecillo se plantó delante del juez y declaró sin pestañear:

-Me quiero morir, señoría. Yo soy el responsable del accidente; me despisté. Lo siento mucho.


El juez lo miró durante unos segundos, sin dar crédito a lo que estaba oyendo. Horrorizado ante tanta sinceridad, lo sentenció a permanecer oculto y en silencio durante los próximos cien años. No debía cundir su ejemplo.

domingo, 28 de julio de 2013


MAYORÍA ABSOLUTA


El candidato tomó el micrófono, se acarició la entrepierna durante un minuto (clamorosa ovación), vomitó un trabalenguas sobre los Derechos Humanos en la Constitución Española, peroró durante más de una hora sobre la ignorancia y la docilidad como virtudes cardinales de los buenos ciudadanos en una sociedad democrática y civilizada (fervorosos aplausos), escupió al público varias veces (risas), hizo un corte de mangas a un joven con pinta de intelectual, y se despidió con un estruendoso pedo (emocionada ovación). Ganó las elecciones por mayoría absoluta. 
En el lugar donde estaba la sucursal bancaria encontró un McDonald´s. Le anunciaron que sus ahorros se habían convertido en hamburguesas y que tenía derecho a retirarlas de dos en dos.  
Como todo buen mentiroso, primero se engaña a sí mismo.

sábado, 27 de julio de 2013


LA CURVA


Hicieron una tregua en su cainismo cotidiano; aparcaron su estúpido egoísmo, y se lanzaron a las vías, unidos por el espanto, heroicos, memorables.

MUJER DE HOY


Un curso de socorrista le ha resultado más útil que sus estudios universitarios. (Aún siente escalofríos cuando recuerda la sonrisa babosa del tipo que la entrevistó). No le gusta ser vigilante de la playa, pero necesita el dinero. Los hombres interrumpen lo que están haciendo (incluso dejan de besar a sus novias) y la siguen con la mirada, ávidos de su belleza deslumbrante. El sol sale para que veamos a esta preciosa mujer, piensa un muchacho enamoradizo y cursi al verla pasar. Ella no pierde de vista el mar, ni pierde la esperanza de trabajar como profesora.

viernes, 26 de julio de 2013

Para Victoria
DUENDE                               

Hace una mañana espléndida. El poeta contempla a la niña que baila en el tablao dispuesto para la ocasión. Sabe que es hija del cantaor que actuará esa noche para inaugurar el primer festival de flamenco que se celebra en Granada. En un momento dado, el rostro de la pequeña se contrae en una mueca de profundo dolor, sus manos se aferran al aire, desesperadas, su cuerpo es como un junco atormentado. Y Federico García Lorca, estremecido, anota en su cuaderno: “El duende es eso que no puede ser y sin embargo es”.

jueves, 25 de julio de 2013

EL ENTIERRO


A su entierro asistieron el último amante de su esposa, el jefe que lo despidió sin contemplaciones de aquel trabajo que tanto le costó conseguir, un ex compañero de colegio que tenía por costumbre robarle la mitad del bocadillo en todos y cada uno de los recreos y un tipo que le debía dinero desde hacía un año. Todos dijeron unas pocas pero sentidas palabras. El amante destacó que el difunto era un marido respetuoso con las aficiones de su mujer, el jefe despótico habló de la humildad del fallecido, el ex compañero recordó su afabilidad y el moroso afirmó entre sollozos que el finado era un dechado de generosidad y desprendimiento. Finalizado el entierro, fueron a tomarse una cerveza a un bar que había enfrente del cementerio, y brindaron por la memoria de un hombre que todos coincidieron en calificar de buenísima persona.

miércoles, 24 de julio de 2013

martes, 23 de julio de 2013

Hoy me han regalado un libro sobre la Segunda Guerra Mundial. Curioseando, doy con una imagen del Duce: “Marcha sobre Roma, 1922”, dice el pie de foto. Benito Mussolini aparece en actitud chulesca, con los brazos en jarras, rodeado de seguidores. Examino esta fotografía con cierto detenimiento, y me pregunto: ¿cómo es posible que a este fantoche lo siguieran 40.000 personas hasta Roma? 
En el origen de toda fortuna hay un hombre que siente pánico ante la perspectiva de ser pobre. 
De repente, el amor, a la vuelta de la esquina, como un cataclismo. ¿Y ahora qué?
Nos preocupa más tener lo que tiene nuestro vecino que conseguir lo que realmente deseamos.

lunes, 22 de julio de 2013

El profesor entra en el aula, saluda con un rutinario “Buenos días”, saca de su cartera una imponente Glock y la coloca sobre su mesa. Sus alumnos se quedan petrificados cuando ven la pistola, tan rotunda como inesperada. El profesor se acerca a la pizarra y la limpia con el borrador. Una vez que ya no queda ni rastro de tiza, se gira y exclama entusiasmado: “La lección de hoy versa sobre un hito histórico. A partir de ayer, el sagrado derecho que tenemos los ciudadanos de este glorioso país de portar armas como sistema de autoprotección personal nos confiere a nosotros los profesores de nuestra querida Dakota del Sur autoridad para impartir nuestras clases respaldados por una maravilla como la que está encima de mi mesa. Decid conmigo: Dios guarde a América”. 

domingo, 21 de julio de 2013

En nuestros ratos muertos hay oasis de vida acogedores y fructíferos; y es todo un arte saber cuándo es el momento idóneo para recolectar sus dones. 

sábado, 20 de julio de 2013

Tus manos, lava sobre mí.
Tus labios descubren inéditos paisajes en mi cuerpo.
Me derrites y me recompones, una y otra vez,
a tu antojo, y me abandono a ti, maravillado.  
El individualismo que corta lianas, brazos, piernas en una selva de asfalto y cristales rotos. El individualismo para apuñalar en medio de un suicida sálvese quien pueda. El individualismo que, ahora, cuando las vacas flacas rumian el desastre, se convierte en puro aborregamiento al borde del abismo. Y Rajoy sin dimitir, como dice mi compadre Ramón Garza. 
Acabo de ver una foto de la hija de Cristina Fernández de Kirchner. ¡Qué fea, coño! Es un cruce entre perrita faldera y cacatúa. Si algún día es elegida presidenta, los argentinos tendrán que dedicar las mitad del PIB a pagarle operaciones de cirugía estética.

viernes, 19 de julio de 2013

Rajoy tiene un sentido dictatorial de la mayoría absoluta. Recurre a sus electores (muchos de ellos arrepentidos) para justificar su desidia. Rajoy se encuentra completamente desbordado por sus tareas de presidente. Indecentes balbuceos, mentiras un día con otro, demagogia barata y poquísima vergüenza son las cartas de presentación de un tipejo incompetente que nos deja a la altura del betún cada vez que cruza los Pirineos y que ha ordenado incrementar el gasto en material antidisturbios en un 18%. Teniendo en cuenta que en política lo que importa es en qué se gasta el dinero (todo lo demás es retórica mejor o peor), es muy fácil comprender de qué va este ser nocivo para España.
Si pasas mucho tiempo subido en pedestales, acabas olvidando cuál es tu verdadera estatura. El pedestal más engañoso es el dinero.
Las imágenes de manifestantes ensangrentados, las imágenes de policías repartiendo con saña, las imágenes de un país desgobernado por un golfo que parece no haber roto un plato en su vida. Las terribles imágenes, en fin, de una España arrinconada en un callejón por violadores vestidos de Armani. 

jueves, 18 de julio de 2013

¿Qué tienen en común el comisario Lascano, el teniente Mario Conde y el teniente Kostas Jaritos? Que son de fiar. (Esto no quiere decir necesariamente que sus creadores lo sean: no digo ni que sí ni que no). En sociedades que se desmoronan a marchas forzadas estos investigadores representan la esperanza en un mundo más humano y decente; son los justos en las diferentes versiones de Sodoma. En una Argentina infestada de miserables torturadores amnistiados, que campan a sus anchas; en una Cuba sojuzgada por la religión de los barbudos: el Comunismo, cerril e intratable; y en una Grecia caótica, corrupta y milenaria, Lascano, Mario Conde, y Jaritos, respectivamente, intentan hacer justicia, lo cual no es otra cosa que situarse voluntariamente de parte de los débiles y de los maltratados por la vida. Bravo.
Nuestras madres nos advertían: “No quiero volver a verte junto con ese. La próxima vez no te lo digo con la boca”. (Hoy en día ese es concejal, o subsecretario de algo, pero esa ya es otra historia). Nosotros no hacíamos caso, claro está (teníamos ocho o nueve años), y luego venían las “madres mías”, nunca mejor dicho: varios alpargatazos certeros, las inevitables lágrimas y el correspondiente arresto domiciliario. Pero en nuestro código pandillero existía una diferencia fundamental entre el niño cuya madre lo pillaba in fraganti, carcajeándose con ese, y se obstinaba en negar lo evidente, y aquel otro que, tras reconocer su desobediencia, aguantaba el chaparrón materno estoicamente. Al primero lo considerábamos tonto del culo,  pues nosotros sabíamos que nuestras madres formaban una red de espionaje que ríete tú del MI6. Por lo tanto, cuando tu madre te encontraba jugando a las canicas con ese lo más inteligente que podías hacer era agachar la cabeza y caminar delante de ella, sin rechistar, en dirección a tu casa. Imaginemos a Rajoy ante su mami:

-Te dije que no te juntaras con Luisito.

-Sí, pero yo no voy con ese niño; él se empeña en ir conmigo. Te lo juro.

-¿Vas a negar lo que he visto con estos ojos que se van a comer los gusanos? Delante mía inmediatamente, y no jures en falso, Mariano, que te doy un zapatillazo. Te he dicho miles de veces que a los niños que mienten los castiga el Señor. Cuando venga tu padre se te va a caer el pelo. Por lo pronto, despídete de los bocadillos de Nocilla.

-Porras.

Luisito se parte de risa mientras lo ve alejarse…

miércoles, 17 de julio de 2013

Tiene ocho años, y en unos pocos meses ha pasado de jugar alegremente a las canicas con sus amigos a huir aterrorizado de un país en ruinas, el suyo, donde los mayores se matan sin piedad casa por casa. Mientras camina, exhausto y polvoriento, recuerda la mirada perdida de aquel muchacho degollado; recuerda su cuerpo tirado en mitad de la calle, como un siniestro muñeco de trapo. Recuerda que un año antes, cerca de donde encontró el cuerpo ensangrentado del muchacho, una niña le dio un beso pero no quiso decirle su nombre. Camina junto a una vecina que se hizo cargo de él después de que su madre falleciera durante el último bombardeo. Sus últimas palabras le acompañan como un tatuaje indeleble: “Sé fuerte, vida mía. Rezaré por ti”.  

martes, 16 de julio de 2013

LECCIÓN HISTÓRICO-POLÍTICA

¿Qué caracteriza a un líder? Como en tantas otras cuestiones, la respuesta la encontramos en las lecciones que nos ofrece la Historia: Viriato. ¿Qué sabemos de este hombre? Sabemos que fue un guerrero ágil y valiente, que tenía un conocimiento preciso del terreno en el planificaba sus insistentes ataques guerrilleros. Como líder poseía dos características fundamentales: en primer lugar, jamás escurría el bulto; al contrario, siempre daba la cara ante sus hombres; en segundo lugar, respetaba el bien común como algo sagrado. Viriato era un hombre valiente y de fiar. Era un ejemplo a seguir, nunca mejor dicho, y sus guerreros lo siguieron hasta la muerte en muchas ocasiones. Para acabar con él, Roma tuvo que comprar a tres de sus lugartenientes, que lo asesinaron en su tienda. Rajoy el que no bote.

lunes, 15 de julio de 2013

En el último anuncio de Häagen-Dazs una señorita le hace ver a un caballero que ella no necesita cuchara para tomar su helado; le basta con su precioso dedito. Supongo que en una versión porno de este anuncio el caballero le replicaría: cariño, yo tengo un dedo más grande, y es todo tuyo…
Lord Byron sufría por su tendencia a engordar. Se montaba unas películas dietéticas demenciales, que le provocaban unas diarreas terribles. Como todos los veranos, el periódico de hoy dedica una de sus páginas a tratar el tema de las dietas milagro, para lucir tipito en la playita. La última que se ha puesto de moda es terrorífica: “Baños de agua fría, dos tazas de café en el desayuno e inflar globos para aplanar barriga”. La Gestapo ha vuelto.  

domingo, 14 de julio de 2013

En la zona de pantalanes del Puerto de Cartagena. 
Madre: "¡Si vuelves a mencionar lo de la moto de agua, te vuelves al yate y te quedas allí castigada!"
Hija: "Pues no me parece justo". 
Se fue de su vida tal y como llegó: bellísima y enigmática. 
Los sms que hoy publica el diario El Mundo muestran a las claras que la política consiste en un desvergonzado sálvese quien pueda. Rajoy prometió apoyo a Rosalía y a Luis hasta que el ex tesorero entró en Soto del relax. A partir de ahí, el mensaje es otro, y a coro. "¿Te ahogas, querido Luisito? Pues te jodes". No debemos olvidar que en este turbio asunto no hay damas ni caballeros, por mucho que vistan de Armani. Solo hay alimañas perfumadas. ¿Qué importa que este golfo espabilao cubriera de dinero a la cúpula del PP durante años? “Ahora, nadie me conoce”, piensa el montañero mentiroso mientras hace Press de banca con repeticiones ascendentes (su ejercicio favorito), rodeado de ladronzuelos babosos que lo admiran. Luis el Cabrón declara mañana ante el juez Pablo Ruz. Rajoy se niega a hablar de Bárcenas en el Parlamento porque tiene cagalera. Está muy feo cagarse en el estrado. 

sábado, 13 de julio de 2013

El cínico teniente Kostas Jaritos (personaje creado por Petros Márkaris) lucha contra viento y marea para capturar delincuentes en una Atenas caótica, histérica, milenaria y corrupta. En la época en la que están ambientadas las peripecias de este entrañable personaje literario Angela Merkel aún creía en las dietas milagrosas. Ahora está convencida de que ya no lo necesita; se ve estupenda. Que adelgacen otros. En ello estamos, foca de mierda.
Antes le doy una moneda a quien me para por la calle y me la pide directamente, que a quien me la solicita destrozando Adiós Muchachos con su acordeón.
Para Adriana Latashen, maestra y amiga.

No existe la libertad sin cicatrices. 
Adriana Latashen me da valiosos consejos literarios. Intentaré aprovecharlos. 
Quienes desean ser libres creen en la libertad sin paternalismos bastardos; actúan libremente y después asumen las consecuencias de sus actos sin quejarse. Si usted se mete en el mar cuando las olas rugen amenazadoras las pasará putas para volver a la arena, e incluso se ahogará sin más, y el mundo seguirá girando, atroz e insensible. Pedir imposibles a la vida es muy peligroso, pero si se los pedimos, después hay que apechugar. Si una señorita con apetecibles tetas se interna entre una multitud de energúmenos borrachos y en un momento de máxima euforia etílica estos elementos la soban entera, puede reclamar ante las autoridades, evidentemente, pero cuando esté en su pueblo de origen, si tiene dos dedos de frente, esta señorita se preguntará, ¿es extraño que unos energúmenos, haciendo honor a su nombre, se comporten como tales? Las probabilidades de que un atajo de energúmenos borrachos te magreen a su antojo, querida mía, son altísimas. Lo mismo pienso con respecto a los que corren delante de los toros: si te pilla, querido amigo, debes aguantar sin rechistar, como los buenos. Tipo duro. 

viernes, 12 de julio de 2013

¿Qué siente un hombre cuando ve arder los cuerpos de dos niños? ¿Qué siente un padre cuando está quemando a sus hijos en un horno crematorio? ¿Qué pasa por su cabeza? ¿De dónde saca fuerzas para añadir leña al fuego? ¿Flaquea su ánimo en algún momento? ¿Qué siente cuando sus hijos ya no son más que un montón de cenizas a sus pies? Y la última pregunta, que me aterra: ¿cómo es posible que este hombre, después de perpetrar tamaña infamia, continúe hablando de sus hijos en presente con esa naturalidad?
Estamos convencidos de que la verdad es muy hermosa, sobre todo cuando confirma nuestros puntos de vista.
Estoy sentado en un banco leyendo a Petros Márkaris. La chica que se me acerca es bastante guapa, pero los "afeites" que imprime la miseria son implacables. Me sugiere que nos acostemos. “Solo quince euros”, es su oferta. Pienso: “Si esta preciosa mujer fuera libre, ¿qué sentiría si yo me acercara a ella y le propusiera: “Te doy quince euros si me la chupas”?” Su chulo está sentado en otro banco, a unos diez metros de donde nos encontramos ella y yo, como un pastor aburrido. Si no me costara veinte años de cárcel, lo estrangularía con la naturalidad con la que se persigna una monja veterana, y continuaría leyendo las peripecias del comisario Kostas Jaritos como si tal cosa. “Gracias. No me interesa”, le digo a la chica. Ella insiste, rebajándome el precio del servicio. “Te lo dejo en 10 euros. Venga”. Hay una ansiedad siniestra en su voz. Me levanto, dispuesto a marcharme de allí lo antes posible. En sus ojos detecto que piensa que he aceptado. Saco un euro y se lo doy. “Para un café”. Decepcionada, me da las gracias. Mientras me alejo, siento la mirada del chulo como una mano pegajosa en mi espalda. Pienso: "Probablemente le has pagado un café a ese tipejo infame". Asco de vida.

jueves, 11 de julio de 2013

Vivo en un barrio que está a cuatro kilómetros de Cartagena, y aunque tengo un coche muy confortable, me gusta ir allí en autobús. En el barrio decimos bajar a Cartagena. En el trayecto te enteras de los asuntos que ocupan las conversaciones de la gente, asuntos que se repiten una y otra vez: crisis, políticos miserables, fútbol (siempre fútbol), o sexo, si no ha salido ningún videojuego nuevo…También compruebas la forma de tratar dichos asuntos, lo cual es tan importante, o más, que los asuntos en sí mismos; esto es, elevando el tono de voz, sin dejar hablar al interlocutor, y sin matizar lo más mínimo. Curiosamente, el tiempo que emplean, desperdician, millones de personas hablando de asuntos que no afectan a sus vidas lo más mínimo es aterrador. Viajar en autobús me permite mantener el contacto con la realidad, y yo amo la realidad sobre todas las cosas, aunque duela. Vivir en las nubes siendo pobre es peligrosísimo.
En España el discurso político es un miserable trabalenguas.
Las cotas de frivolidad que he visto alcanzar a algunos de los llamados intelectuales pocas veces las he encontrado en otras personas, supuestamente menos dotadas para el pensamiento y la reflexión.


En la página 46 del periódico viene esta noticia: “La crisis económica puede desembocar en violencia”. Esta es una de las conclusiones del XI Congreso de Español de Sociología que se celebra en la Universidad Complutense. Esta noticia debería venir en la primera página porque es importantísima: nuestras calles pueden convertirse en ríos de sangre si la convivencia sigue deteriorándose a marchas forzadas. Así de claro. La política española es un barrizal donde el egoísmo y la incompetencia chapotean a su antojo. La justicia social ha desaparecido: ni está ni se la espera. El gobierno está pendiente de los labios de un golfo enamorado de una yugurina. Rajoy es un animal acorralado. Esta misma mañana he conocido otro caso indignante: después de pagar 100.000 euros, lo van a desahuciar. Tiene cuatro hijos. “Las navajas de Albacete relucen como los peces”.

España es un país gobernado por un animal acorralado: Mariano Rajoy. 

miércoles, 10 de julio de 2013

Es legítimo permanecer al margen de la realidad, por supuesto, pero luego hay que asumir que a uno lo tachen de imprudente, o de cosas peores, cuando habla de asuntos que desconoce. Imaginemos que una mujer muy bella profiere esta frase desafortunada: “siempre ha admirado la belleza carcelaria”. Imaginemos que esta bella mujer ingresa en prisión con una condena de 6 meses (es más que suficiente para comprender). Imaginemos su primer día. Imaginemos la “belleza del ambiente” que va a adherirse a cada uno de los poros de su piel sedosa. Se levanta muy temprano y canta su número en medio de un grupo de mujeres que la desean con una ferocidad animal; sobre todo, esa bigotuda de cien kilos que se pasa el día en el gimnasio. Durante la mañana, nuestra inocente y bella presidiaria novata pasa el tiempo en algún taller de la prisión, en donde algunas de sus queridas compañeras, presas llenas de horrendos tatuajes, le tocan el culo con el mayor descaro. Otras, más tímidas, se limitan a guiñarle un ojo… A la hora de comer, come junto a la bigotuda musculosa, que se ha sentado a su lado para ofrecerle protección a cambio de exclusividad sexual. Durante la hora de la siesta llora a moco tendido, devanándose los sesos sobre si aceptar o no la protección de semejante bombón, o quedar a merced de las demás reclusas durante los seis meses que tiene por delante. (Le parece mentira estar aún en el primer día de su condena). Al final del día (¿qué harían ustedes?) nuestra caperucita acepta la proposición del armario con bigote, y a partir de ese momento, se dedicará a contar con lágrimas de sangre cada uno de los días de la condena. En esto consiste la “belleza del ambiente carcelario”. Por cierto, si se trata de un hombre atractivo, el infierno es idéntico.

PEQUEÑA ALEGORÍA

Pescar no es fácil. Pescar, lo que se dice pescar como es debido, requiere atención y pericia, pero, principalmente, requiere voluntad. Hay mucha gente que se pasa la vida yendo a pescar sin voluntad, y luego se quejan. Van a pescar con desgana, pero se fingen a sí mismos lo contrario. A la hora de pescar hay que ser capaz de reconocer cuándo la mar es propicia a la pesca, o cuándo trae más cuenta no sacar los trastos del coche. Hay que mantener cañas y sedales en condiciones óptimas. El cebo que utilicemos, no solo debe ser de la mejor calidad, sino que debe ser el idóneo para lo que pretendemos pescar. Algo muy importante es saber colocar dicho cebo idóneo en el anzuelo, de tal forma que cumpla su función: engañar a los peces para que queden enganchados en el anzuelo, y no alimentarlos gratuitamente durante toda una tarde, por muy buena que sea esa tarde, meteorológicamente hablando, y que después se vayan de rositas, carcajeándose en nuestros morros. Luego viene lo de lanzar la caña a una distancia adecuada. (He conocido buenos pescadores que le dan mucha importancia a esta cuestión). Una vez que el anzuelo bien cebado está en el agua, solo resta algo fundamental, depreciado por los que pescan por pescar (y luego se quejan, insisto): permanecer alerta para tirar de la caña cuando sintamos que el pez ha quedado enganchando en el anzuelo. Los pescadores desganados se quedan dormidos, por eso suelen volverse de vacío a sus respectivas casas. Sus mujeres sonríen al verlos llegar. (Las mujeres sonríen mucho con las cosas de los hombres). En ocasiones, estos pescadores chapuceros van a pescar lubinas, por ejemplo, y pescan un móvil 3G, y se ponen muy contentos, aunque ya tengan un móvil 4G. Por último, confieso que yo no he ido a pescar en mi vida, ni pienso ir, pero si alguien intenta engañarme hablando de pesca, lo calo al segundo. Porque como dice la mítica canción, yo, nací en el Mediterráneo. 

martes, 9 de julio de 2013

El conductor del accidente de Ávila se quedó dormido. La Guardia Civil debe pedir colaboración a la Inspección de Trabajo para averiguar las condiciones laborales vigentes en la empresa de transportes a la que pertenece el autobús siniestrado. No vaya a ser que, una vez más, pague el más débil: el trabajador que no tiene más remedio que acatar unas condiciones de trabajo criminales. Ya sé que algún filósofo intentará refutar lo que digo alegando que, en teoría, el conductor puede negarse a cumplir órdenes injustas. Lo que ocurre es que las teorías dan de comer a los filósofos, no a los conductores de autobús. 
¿Alguien puede decirme qué tiene que ocurrir para que un político dimita en España?
Nada más extraño a quien solo tiene ideas fijas que la facultad de pensar. 
El pensamiento está ausente de las llamadas ideas fijas. 
Las ideas fijas no son ideas. 

lunes, 8 de julio de 2013

Queda poco para que el juicio a José Bretón quede visto para sentencia. Este tipo de crímenes reabren el debate sobre dos tipos de sanciones durísimas: la cadena perpetua y la pena de muerte. A mí me gusta escuchar lo que dice la gente por la calle. Me gusta oír los latidos del corazón de la calle. Con respecto a José Bretón, el corazón de la calle se desboca de rabia, se llena de indignación frente a un crimen repulsivo, el crimen más horrendo que pueda cometer un padre. Cuando yo no tengo claro un asunto, como en este caso, me limito a preguntar, para que me iluminen los que saben. Si mañana por la mañana, por ejemplo, nos encontramos con la condena a muerte de José Bretón en la portada del periódico que leemos habitualmente, suponiendo que leamos alguno, ¿qué pensaríamos? ¿Pensaríamos que es una sentencia desproporcionada? ¿Pensaríamos que es una sentencia civilizada? ¿Es más civilizado enterrar en vida a este hombre, condenándolo a prisión perpetua, que fusilarlo sin más? Como es probable que a José Bretón le caigan 40 años de cárcel, aproximadamente, y como en España la cárcel tiene un carácter rehabilitador, vuelvo a preguntar, ¿en qué consiste la rehabilitación de un hombre que ha asesinado a sus hijos en un horno crematorio?
Ayer comencé a leer Noticias de la noche, de Petros Márkaris.

domingo, 7 de julio de 2013

Feliz verano

La noticia dice así: “La falta de agentes permite “irse de rositas” a los bañistas que se saltan la prohibición de meterse al agua y ponen en peligro a los socorristas”. Voy a contar un bonito cuento. Cuento que se repite todos los veranos en la Costa Mediterránea. El personaje principal es un tipo musculoso que se lleva de calle a todas las nenas de la piscina de su edificio. Es fundamental tener en cuenta que este espécimen de tonto vive en una población del interior de España. Su idea del Mar Mediterráneo es que se trata de un mar prácticamente de juguete: él ha visto muchos mapas que confirman su diagnóstico. Un mar pequeñajo, vamos a decirlo claro. Qué coño. Cuando llega el verano, este espabilao se presenta en Cartagena, por ejemplo, dispuesto a bañarse en ese mar tan bonito e inofensivo. La primera vez que va a la playa se encuentra con que el oleaje es de tres pares de cojones, con una resaca capaz de arrastrar a Falete recién comido. La peligrosidad del mar está confirmada por la bandera roja, que prohíbe el baño, pero a este hombre le da igual, porque él es un experto nadador de piscina comunitaria. Lo que ocurre a continuación es un ejemplo de la noticia del periódico. El tipo se dispone a entrar en el mar. El socorrista lo ve y le advierte de que la bandera roja indica que el baño está prohibido (prohibido para los tontos, no recomendado para las personas razonables, piensa el socorrista), pero el tipo, que es un armario, lo fulmina con la mirada. El socorrista recula de inmediato: no está entre sus atribuciones pelear con un imbécil. Ahora viene lo previsible. (Yo he sido testigo presencial en más de una ocasión). El energúmeno entra en el mar, da unas cuantas brazadas, y cuando viene a darse cuenta de que ya no es capaz de volver atrás, ya es demasiado tarde. Traga agua varias veces (esta parte me encanta) de tal forma que siente en sus carnes, repletas de anabolizantes, aquella bonita metáfora: echar las tripas por la boca. (Tranquilo chaval, es solo una metáfora, pero jode cantidad). En ese momento, el socorrista se lanza al agua, y se juega la vida por este trozo de carne con ojos que pide auxilio agitando los brazos. (¿Dónde se ha metido el tipo duro que estaba hace un momento en la arena?) El socorrista, que sí sabe nadar, lo saca del mar (se lo arrebata a la muerte) y, una vez en la arena, es cuando este elemento se va de rositas porque aunque la multa que le tocaría pagar es de 150 euros, al no haber agentes que lo sancionen, no paga nada. Eso sí, se va con los huevos en la garganta. Jajaja. Feliz verano, amigos. 

Jack el Destripador

125 años sin resolver el caso de Jack el Destripador. 125 años sin resolver los crímenes de cinco desgraciadas. Cuando se producen asesinatos de este calibre, muchos ciudadanos se rasgan las vestiduras, ruines e hipócritas. ¿Cómo es posible que ocurran tales cosas en nuestro país, tan civilizado?, se lamentan por los rincones. Pero la pregunta que refleja la verdad sin tapujos sobre este tipo de horrendos asesinatos es otra muy distinta: ¿a quién le importan cinco putas de mierda? Los asesinos en serie, o de masas, responden a coro afilando sus cuchillos: a nadie.

sábado, 6 de julio de 2013

Recuerdo de E.G.B

En cuarto curso de E.G.B tuve un profesor que era un verdadero animal, un maltratador de tomo y lomo,  un pésimo docente, en resumen. Fue contratado a dedo por los salesianos. Ayer me enteré de que ahora se dedica a impartir charlas encomiando virtudes tales como la paciencia y la profesionalidad. Es decir, este indeseable encomia las virtudes que no ha tenido en su puta vida. Pienso que la desvergüenza humana es infinita. Recuerdo que una vez me abofeteó con saña porque yo, que siempre he sido una persona alegre, me estaba riendo, no de él, sino de algo que me dijo un compañero. Mi padre, midiendo la mitad que este cafre, se lo explicó con detenimiento. No volvió a ponerme una mano encima. 

viernes, 5 de julio de 2013

Daño colateral

Uno de los daños colaterales de la estafa económica que vivimos es la unión de forzosa, forzada por la férrea hipoteca, de dos personas que ya no sienten el más mínimo amor el uno por la otra, y viceversa. El daño provocado es una auténtica bomba de resentimiento social. Se les puede aplicar aquello que dijo Borges: No nos une el amor, sino el espanto. 

jueves, 4 de julio de 2013

Chiste

-¿Lleva usted cuernos?
-No me consta.
-Lleva usted cuernos.

Juventud y muerte

Desde donde estoy leyendo los Articuentos de Juan José Millás puedo ver a unos muchachos lanzándose al mar desde unas rocas que se encuentran a una altura más que respetable. Es un comportamiento peligroso, propio de jóvenes. Pienso que "La juventud y la muerte" podría ser el título de un ensayo. Cuando uno es joven se siente eterno, e ignora (bendita ignorancia) ese hecho incontestable que es la muerte. Cerca de los chicos temerarios y felices, hay un yate precioso y carísimo. En la popa veo a una pareja en actitud de acaramelamiento camino del incendio sexual. (Los chicos jalean el comportamiento de la pareja.) De lo que veo a lo que imagino, hay un paso, que doy de inmediato. Me imagino en el yate con una preciosa morena complaciente. Ya sé que confesar estas cosas no es políticamente correcto, mea culpa, pero esta tarde no doy para cosas más profundas.

Empresarios versus piratas

El texto que complementa lo que he escrito anteriormente es muy sencillo. Es breve, y dice así: los empleos los crean los empresarios, los puestos de trabajo, los piratas. El empresario tiene conciencia de que lo mismo que él planifica su vida en torno a un proyecto empresarial sólido, el trabajador también tiene derecho a planificar el suyo con arreglo a un empleo de calidad. Al pirata todo esto se la trae floja. Ni que decir tiene que en el mundo hay muchos más piratas que empresarios. En España, muchísimos más.

Empleo

A veces escribo textos que suscitan respuestas airadas por parte de personas que no han leído lo que he escrito con el detenimiento debido. Vamos a ver si esta vez me explico mejor. Un puesto de trabajo es la unión entre un ser humano y una máquina. Un par de ejemplos fáciles: un médico y todo el equipo necesario para llevar a cabo su labor es un puesto de trabajo de médico, o un camarero con todo aquella maquinaria o utensilios que le resultan imprescindibles para llevar a cabo la suya es un puesto de trabajo de camarero. Hasta el momento, no he hablado de empleo, porque un empleo no es sinónimo de puesto de trabajo, ni muchísimo menos. Un empleo es aquella actividad remunerada que permite a una persona (trabajador) planificar su futuro con un mínimo de dignidad. Cuando digo que los puestos de trabajo que se crean son de camarero, no estoy ninguneando esta profesión, al contrario, lo que estoy criticando es precisamente que no se crean empleos de camarero, sino precarios puestos de trabajo de camarero. Lamentablemente, hoy en día, esta precariedad es extensible a TODAS las profesiones, estimada María Dolores. Un saludo.


Ejército, Egipto

El ejército es un tipo que no conoces, que te ordena que vayas a matar a otro tipo que conoces menos aún, y que además no te ha hecho nada malo. En tiempo de paz, el ejército debe permanecer en los cuarteles, y en tiempo de guerra, en el frente. Las injerencias del ejército en la política de un país (política que ha de tener un carácter eminentemente civil, si quiere ser considerada mínimamente democrática), no traen buenas consecuencias. Otra cosa es lo que el general de turno nos cuente con su voz más meliflua. Debemos desconfiar de este hombre lleno de chatarra que viene a salvarnos de nosotros mismos. Todo esto que digo no significa que la situación de dicho país intervenido manu militari no sea catastrófica, puede serlo, y mucho, pero dicha situación lamentable ha de intentar solucionarse sin que el ruido de los tanques sustituya a las palabras de los ciudadanos. En el caso de Egipto el pueblo clama enfervorecido a favor del ejército salvador. Pura ceguera de un pueblo a la deriva. 

miércoles, 3 de julio de 2013

Democracia

Borges dijo que la democracia es un abuso de la estadística. Comprobamos que esta afirmación es cierta todos los puñeteros días. Sin ir más lejos, pensemos en las desvergonzadas estadísticas del desempleo, o en las manipuladas estadísticas del empleo. Ambos puntos de vista gubernamentales son tan insultantes como indecentes. Por ejemplo: el desempleo está en caída libre, y de repente, remonta, no sabemos cómo, pero nos cuentan la remontada con absoluto descaro. Nos hablan de una nueva figura laboral: “trabajador pobre”. Señoras y señores, se trata del trabajador del presente proyectado hacia el futuro. El trabajador que, aun desempeñando varios trabajos, vivirá de forma miserable, y con el miedo en el cuerpo de forma permanente. Esta situación se multiplica de forma exponencial si hay niños dentro de la familia amordazada. Otra noticia que me encanta, y que se repite todos los años por estas fechas: para este verano se han creado miles de puestos de camarero, pero puestos de trabajo de calidad, lo que se dice puestos de trabajo que permitan planificar un futuro digno a quienes los obtienen, cero patatero. Por último: Desastre en los resultados del primer examen a la oposición de maestro. Muchos de los suspensos se presentarán a policía el año que viene…Hay que comer.

Dios

Dios siempre llama a cobro revertido. 

"Abogado"

Qué esperpéntico resulta ese preso que recita las bondades de Bárcenas. Qué revelador. Cuántos hay, que no siendo delincuentes, piensan igual que el "abogado" de don Luis jugador de mus.

martes, 2 de julio de 2013

Minuto de gloria

Respecto de las declaraciones de ciertos presos sobre Bárcenas, solo podemos decir: la chusma tiene su minuto de gloria.


MANDELA

El libro que tengo delante contiene los pensamientos de un hombre eminente, dotado de una personalidad impresionante. No encontramos en este libro pensamientos rebuscados o extravagantes. No. Todos los pensamientos aquí recogidos están presididos por el sentido común: son los principios rectores de una vida heroica. Este libro es el legado espiritual de un hombre cuya trayectoria vital es admirable. El libro que tengo delante se titula “Nelson Mandela por sí mismo”. Cuando uno termina de leer este libro aprende que su enseñanza fundamental es que las palabras de un hombre deben ir precedidas por sus actos, que las confirman, porque si esto no ocurre, estaremos ante un miserable charlatán, que dice una cosa y hace otra muy distinta. Cuando Mandela habla de libertad, sus palabras nos hacen pensar, automáticamente, en sus actos; nos hacen pensar en el presidio de la isla de Roben, donde estuvo encerrado 18 años (Obama se ha hecho una foto allí recientemente sin cerrar Guantánamo). Las pensamientos de Mandela nos hacen pensar inmediatamente en su lucha contra los perros del apartheid…

lunes, 1 de julio de 2013

culpa

En muchas ocasiones, la culpa no es otra cosa que un malestar escoltado por propósitos de enmienda vacíos.