viernes, 29 de abril de 2016

Constatar que una causa noble esconde una caja B te arranca ingenuidad a puñados. 
Esta mañana he intentado explicar al muchacho que busca su sustento en el contenedor en el que deposito mi basura que los políticos no han tenido nada en lo que ponerse de acuerdo para formar gobierno...
Lo que tiene mérito es triunfar sin convertirse en un objeto. 
Claro que echo de menos de vez en cuando a las novias que no quise tener porque me lo pusieron demasiado fácil. Recuerdo perfectamente aquellos años: yo era tan duro como gilipollas. 

miércoles, 27 de abril de 2016

Cuidado con los días en los que no pasa nada. Son muy peligrosos; matan hasta el amor más sincero.

martes, 26 de abril de 2016

domingo, 24 de abril de 2016

Prefiero a un ingenioso cotidiano que me alegre las tardes de domingo, a un reputado filósofo que me explique qué es la alegría. 
Mis manos, lava sobre ti… Compruebo, maravillado, que eres aún más hermosa de lo que te soñé.
El miedo te convierte en un preso que da desquiciados cabezazos contra las paredes de su celda. 
Los poderosos oyen por los pies. ¿Qué tal van tus rodillas?

viernes, 22 de abril de 2016

Los mentirosos manipuladores son débiles, pero se consideran fuertes porque se creen sus propias mentiras. 

jueves, 21 de abril de 2016

La confianza se convierte en un puñal cuando la depositamos en manos de gentuza.
Nací en Cartagena hace 43 años. La ironía es mi arma de combate favorita. Con ella trato de abrirme camino diariamente entre la docta barbarie y la ignorancia encantada de haberse conocido. Esta frase de Quevedo: “Las palabras son como las monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una”, expresa impecablemente bien lo que siento cada vez que me pongo a escribir, tras sumergirme en la irrefutable ambigüedad de la realidad. No escribo para deslumbrar, menudo disparate, sino para propiciar una reflexión serena, que buena falta nos hace. Ojalá que así sea.
En mitad de un torbellino no es posible vivir, sólo dar vueltas, vueltas, vueltas...
La nada puede alcanzar una intensidad demoledora.
REÍRSE DE UNO MISMO

La única terapia de choque saludable que conozco. 
Mi intuición no suele fallar, pero yo le doy la espalda y me echo en brazos de mi esperanza...

martes, 19 de abril de 2016

En toda rebelión inteligente hay un poso de melancolía.
Más que un personaje, la abuelita es la coartada perfecta del lobo. 
Un buen corte de pelo me sienta mejor que acudir a la consulta de ese psiquiatra al que no digo que no tenga que recurrir alguna vez.
La vista cansada que me resulta más preocupante es la que toma por común lo asombroso. 
Los caracteres fuertes necesitamos darnos una de cal y otra de arena para mantenernos en forma y no estallar en mil pedazos.
Hay muchas cosas importantes que sólo las hacemos bien cuando no tenemos más remedio. Es decir, cuando ya no podemos elegir...

lunes, 18 de abril de 2016

Un buen político tiene ideas respirables y conoce los medios para ponerlas en práctica. El resto son políticos más o menos golfos, más o menos inútiles, con un discurso facilón, portátil y martilleante, que solo pretende fascinar a esclavos voluntarios.
El artista no debe colocar su espejo creador frente a su ombligo, porque el resultado será un engendro intransferible, irrespirable, vanidoso y pelusillero.

domingo, 17 de abril de 2016

Su afán por destacar en todo momento revela que es débil. ¡Quién lo diría: un hombre tan poderoso y bien relacionado!

Horas de las tardes de domingo, marcadas por relojes dalinianos.
El narcisismo es un yo narcotizado de vanidad. 

viernes, 15 de abril de 2016

jueves, 14 de abril de 2016

Vale, usted escribe perfectamente, pero es que yo sólo leo por placer.
Aún en el hipotético caso de que yo tuviera linea directa con Dios, tomaría distancia de nuestras conversaciones antes de contároslas. 
Sé que no ha leído a Cervantes, ni lo lee, ni lo piensa leer; pero lo alaba con un entusiasmo desvergonzado e insultante.

martes, 12 de abril de 2016

Me leen mujeres bellas, y cuando digo bellas incluyo la inteligencia en todas sus manifestaciones. Amigos: no os ofendáis. Tenía que escribirlo. Gracias, señoras.
Yo no me amueblo; me forjo. 
No te comas la cabeza y disfruta del baile. 
Amores a quemarropa, a primera risa.
Imaginemos al último ser humano. ¿Para qué nacería? 
Las personas que viven en línea recta me marean.
Las máscaras verbales: ¡Qué reveladoras! Pensad en lo politiquilllos, o en los enamorados...

lunes, 11 de abril de 2016

El miedo está lleno de intuiciones sutilísimas y espeluznantes.
Era una persona maravillosa, pero yo, estúpido incapaz de incorporarla a mi futuro, la escupí de mi presente. Esta tarde la he vuelto a ver y, tras saludarnos desde lejos, lejísimos, me ha gritado que tenía mucha prisa y que no se podía parar a hablar conmigo. Me ha dejado en la garganta kilómetros de preguntas inútiles y toneladas de arenas movedizas. Yo, atornillado a la acera, fantoche hasta la médula.
Es curioso: cuando me asumo como contradicción andante soy más consecuente,
¿La crítica social que no propone alternativas habitables? No estoy disponible. 
En política yo me agarro a dos preguntas, verdaderas piedras de toque para conocer este asunto fundamental, cotidiano y resbaladizo: ¿En qué vas a emplear el dinero que gestionas? ¿Para quién legislas? Todo lo demás me importa muchísimo menos. 
La única patria del arte es la imaginación.
La prisa no es buena, y mucho menos la prisa por vivir. 

domingo, 10 de abril de 2016

Lo poético se encuentra en García Márquez o en Miguel Hernandez, sí, pero también en Taxi Driver o en Niños en la playa. Lo poético está en los ojos de Ana o en la cara de mi sobrino cuando lee y yo me como a besos su dedito índice.
Cultura, justicia y libertad eran los principios rectores de La II República. ¡AY! También la Reforma Agraria, porque en el campo estaba, y está, el fascismo español más castizo, cerril y señorito.. Y estos mamarrachos progres de salòn dicen que no tienen nada en lo que ponerse de acuerdo. ASCO ME DAIS.

viernes, 8 de abril de 2016

Le tendí las manos y me las cortó para hacerse unos pies nuevos. 
Ir siempre con la verdad por delante es muy peligroso: tu espalda se convierte en un blanco perfecto. 
Los listillos son tan aburridos como esas pelis de buenos buenísimos y malos malísimos. 
Hay frases falaces, tóxicas, que se repiten una y otra vez con la intención de hacerlas pasar por verdaderas y saludables y embaucar al imprudente espectador y otras que por mucho que se repitan no pierden su frescura verdadera, como esta: "Me hago el tonto para descubrir a los que van de listos". 
Nació con vocación comercial, y en vez de decirse, se vende en un papel sospechosamente inmaculado. 
Nunca he perdido el tiempo entre las piernas de una santa. Odio aburrirme. 

jueves, 7 de abril de 2016

miércoles, 6 de abril de 2016

El éxito tiene más de muro que de horizonte. 
No ha escrito ni una sola frase necesaria, pero va de escritor imprescindible.
La lectura de Ángel Paniagua en el museo Ramón Gaya fue estupenda. POESÍA. Después vinieron las cervezas y sus risas colaterales, la lluvia de chichinabo: bisexual y nutriente... La noche fue propicia a la amistad, que es una de las razones por las que vivir. Enhorabuena, compadre.

martes, 5 de abril de 2016

Las partes de mi vida que yo no he creado en mayor o menor medida me aburren.
Desconfío de ti porque me amas por amor a tu Dios, que te exige que me ames como a ti mismo, con lo poco que nos parecemos tú y yo. Cuánto egoísmo, "hermano". 
Cuando se nos rompe el coche nos acordamos de lo importantes que son los mecánicos. Yo nunca he ido a arreglar el mío a la RAE, señor (jajajajaja) Félix de Azúa. He conocido a personas maravillosas en esos oficios que usted tacha de "menores". Es evidente que se puede ser tonto y académico de algo.
Pretendes que me trague que porque tus frases cumplen escrupulosamente las normas gramaticales vigentes son verdad. 

Frases deslumbrantes con un fondo cenagoso. 


lunes, 4 de abril de 2016

Tras contar sólo lo que nos interesa, exigimos sinceridad en carne viva. 
El antihistamínico me instala en un nirvana temerario. Tiroteado por pitadas pitorréicas e insultos consuetudinarios, deambulo por mi barrio.

sábado, 2 de abril de 2016

Si el arrepentimiento no es el convencimiento de que puedes hacerlo mejor, sólo es una pose fruto de un orgullo irremediable.