sábado, 18 de marzo de 2017

Érase una vez un castillo de arena que para soportar mejor el asedio se sublimó en castillo en el aire. Hoy en día trabaja como equilibrista para poder pagar la hipoteca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada