domingo, 5 de marzo de 2017

Nos acostumbramos a todo, salvo a no tener costumbres. Es más, preferimos tener una mala costumbre conocida que una buena improvisación por conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada