jueves, 2 de marzo de 2017

Qué ridículos e insoportables resultan todos esos seres convencidos de que corren más cuando el viento se pone de su parte…  Confunden un golpe de buena suerte con tener razón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada